martes, 23 de enero de 2007

CARACTERÍSTICAS

Como ya se ha citado anteriormente, los Ungulados son mamíferos placentarios que se apoyan y caminan con el extremo de los dedos revestidos de pezuñas (o descienden de un animal que lo hacía). Son ejemplos el caballo y la cabra. Se trata del grupo de mamíferos más diverso que existe en la actualidad. Los últimos hallazgos fósiles y genéticos indican que los cetáceos deberían ser considerados, aunque parezca increíble decirlo, como ungulados descencientes de los Artiodáctilos.

Son herbívoros, salvo el Oricteropo o Cerdo Hormiguero que es insectivoro, y tienen una gran habilidad para correr y escapar de sus predadores. El sistema digestivo en muchos tipos de ungulados se especializa para digerir materia vegetal.

A su vez, dentro de la categoría de animales ungulados podríamos establecer otra subdivisión:
  • Perisodáctilos (Imparadigitados o de Pezuñas Impares): Ungulados en los que el eje de las patas pasa por un dedo central, el tercero. El número de dedos en estos animales no siempre es impar, lo relevante es que el número de dedos sobre los que se apoya o camina es impar, y de ahí deviene su nombre de imparadigitado o de pezuñas impares. Son ejemplos el Caballo, la Cebra, el Tapir, y el Rinoceronte.

  • Artiodáctilos (Paradigitados o de Pezuñas Pares): Ungulados en los que el eje de las patas pasa entre los dedos tercero y cuarto, con un desarrollo igual o desigual, y en todo caso, más largos que el segundo y el quinto. Son ejemplos el hipopótamo, cerdo, ciervo, cabra, vaca, camello, etc.

Los Artiodáctilos, todos, son rumiantes y como tales tienen una morfología dentaria y una fisiología del aparato digestivo particular. Presentan heterodoncia (la dentición especializada de un animal indica su dieta) y 4 distintas morfologías dentarias; incisivos (para cortar), caninos (para desgarrar), premolares (para aplastar los alimentos) y molares (como los premolares pero más anchos). Al tener un régimen alimenticio vegetariano han adquirido una morfología dentaria selenodonta (dientes hipsodontos, o de crecimiento continuo aunque no ilimitado, y con un dibujo en la zona de desgaste formado por pliegues semilunares). Todos ellos muestran dentición difiodonta (dos denticiones sucesivas: la de leche, temporal, y la permanente.

Por su lado, el estómago de los rumiantes está dividido en cuatro compartimentos distintos: panza, redecilla, libro y cuajar.

1. Panza: Es la región más voluminosa y en la que desemboca el esófago. Puede tener sacos accesorios y es la más rica en papilas con función termorreguladora en ciertas fermentaciones.

2. Redecilla: De forma más o menos esférica. Desempeña una función básica en la fracción líquida del alimento.

3. Libro: De forma alargada, es el responsable de la absorción del agua.

4. Cuajar: Es el estómago estrictamente hablando.

Cuando el alimento baja por el esófago, cae a la panza donde fermenta tras lo cual es regurgitado para continuar su masticación. Tras la segunda masticación vuelve a descender por el esófago hasta la redecilla, de allí al libro y al cuajar. El enorme estómago y el largo intestino confiere a los rumiantes su característico aspecto “barrigudo”.

Un Ejemplo: Las ovejas son animales ungulados (con extremidades acabadas en pezuñas) y dotados de un número par de dedos. Rumian la comida, carecen de incisivos superiores y tienen un estómago formado por cuatro cámaras (ver Artiodáctilos). Tienen cuernos no ramificados permanentes (no se mudan); los del macho suelen ser robustos, curvados y en espiral, mientras que los de la hembra son cortos y menos curvados. Se estudian en la familia de los Bóvidos que pertenece al orden de los Artiodáctilos. Las relaciones de parentesco entre los miembros de esta familia son complejas. Un método de clasificación divide a la familia de los Bóvidos en las siguientes subfamilias: los Bovinos, que incluyen a los bisontes y al ganado vacuno; los Caprinos, con las ovejas y las cabras; los Aepycerotinos, con el impala; los Hipotraginos, con el órix y el Áddax; los Antilopinos, con la gacela dama o mhor y otras especies de gacelas, los antílopes negros de la India y la saiga; los Cefalofinos, que incluyen a los duiqueros; los Alcelafinos, entre los que se encuentran el ñú, los alcélafos, así como también el damalisco de frente blanca y otros damaliscos emparentados con los Alcelafinos; los Peleinos con el antílope cabrío de Suráfrica; y los Reduncinos, con el cobo, el antílope acuático y el pucú. Por último, el buey de Vu Quang pertenece a la subfamilia de los Bovinos y se clasifica como Seudoryx nghetinhensis.

.

.

1 comentario:

Animal dijo...

tu dices....Los Artiodáctilos, todos, son rumiantes.....perdon pero el cerdo no es rumiante!....saludos!